Luis Miguel Cuervo: “No se puede querer asentar una democracia sobre cientos de fosas comunes”

La asociación “Todos los nombres de Asturias” inició hace tres años una investigación para recopilar los nombres de las víctimas mortales de la represión franquista en Asturias. Luis Miguel Cuervo, presidente de este colectivo, nos habla sobre el desarrollo de la iniciativa y argumenta la importancia de preservar la memoria histórica.

– “Todos los nombres de Asturias”  es  la asociación pionera en llevar a cabo una investigación sobre las víctimas de la guerra civil y de la posterior situación de posguerra en Asturias. ¿Cómo surge esta iniciativa?

L.M CUERVO: La falta de ayuda por parte de los organismos oficiales: administraciones, universidades, juzgados, etc, empujó a muchos descendientes de víctimas del Franquismo a convertirse en improvisados investigadores. Gracias a Internet nos fuimos reuniendo un pequeño grupo de personas inmersas en esta problemática. Cada uno de nosotros estaba especializado en un determinado archivo y nos pareció interesante compartir nuestros conocimientos. De la unión de este puñado de personas nació un pequeño grupo de investigación y más tarde la Asociación TLn.

-¿Qué pretenden conseguir con esta labor archivística? ¿Los nombres recogidos en su base de datos están a disposición pública?

L.M.C: Era algo que aún estaba sin hacer y era urgente hacerlo y como nadie ponía el más mínimo interés, pues decidimos llevarlo a cabo nosotros.

Los nombres de nuestra base de datos se encuentran a disposición pública en nuestra web, pero además, hemos ayudado a cientos de familias investigando uno a uno todos los casos que nos han ido llegando. Una labor ardua, desinteresada y que apenas ha sido publicitada. Han sido muchísimos los casos en los que no hemos podido averiguar nada, pero podemos decir con orgullo que son docenas las personas que gracias a nuestros investigadores hoy saben donde se encuentran enterrados sus padres o abuelos

-Son ya 20.500 nombres los que se incluyen en su investigación. ¿Qué perfiles sociales predominan en los datos que han recogido hasta ahora?

L.M.C: El perfil sería un hombre de unos 30 años de profesión obrero, pero hay personas de todas las edades y profesiones. También son cientos las mujeres asesinadas. En las guerras y las etapas de represión, la mujer siempre es quien lleva la peor parte

-Uno de los aspectos que diferencian a esta asociación de otras con iniciativas similares, es el esfuerzo empeñado en recopilar la identidad de las víctimas fallecidas en combate y no sólo de los represaliados del franquismo. ¿Dónde radica el interés por archivar este sector olvidado en otras provincias?

L.M.C: La guerra civil en Asturias la hicieron los obreros. Las fuerzas de seguridad y el Ejército se alzaron contra la legalidad y fueron detenidas en seco por grupos de trabajadores. Personas como nosotros, que en vez de quedarse impasibles en su casa, decidieron arriesgar su vida para defender un sistema democrático. Consideramos que son tan víctimas como los demás y por ello no merecen que les dejemos fuera de nuestro estudio

-Este colectivo se personó como acusación antifranquista en las investigaciones del juez Garzón. ¿Cómo calificaría la respuesta de la justicia ante estas investigaciones? ¿Cree que la Ley de Amnistía de 1977 tiene cabida en una constitución democrática?

L.M.C: Nosotros fuimos la única asociación del Norte de España que se personó en la causa abierta por Garzón. Desde el principio sabíamos que no lograríamos nada, pero acudimos porque consideramos que teníamos un deber con las víctimas y una responsabilidad con las familias que nos habían confiado los datos.

Respecto a la Ley de Amnistía, comprendemos la situación que se vivía en el año 1977. Con el Ejército tutelando el proceso democrático y miles de antifranquistas en las cárceles, se hacía imposible elegir otro tipo de transición, pero han pasado más de 30 años y hace tiempo que esa explicación ha caducado.

En España la palabra justicia se sigue escribiendo con letras minúsculas y a día de hoy seguimos luchando en solitario, teniendo que soportar la indiferencia de unos y los ataques de otros. No se puede querer asentar una Democracia sobre cientos de fosas comunes

-Tras esta negativa del sistema judicial español a investigar los citados crímenes contra la Humanidad, podría decirse que la Ley de la Memoria se vuelve cada vez un concepto más abstracto. ¿Cuándo estima que podrá hablarse de esta Ley como de una realidad?

L.M.C: Un Estado que pretende ser democrático tiene la obligación de buscar a las víctimas y devolverlas a sus familias, identificando y procesando a los autores de los asesinatos. La llamada Ley de la Memoria Histórica no pasa de ser una simple declaración de intenciones, pretendiendo convertir un acto de Justicia en un mero trámite administrativo, dejando las exhumaciones en manos de los familiares y declarando las sentencias de los tribunales franquitas como “ilegítimas” en vez de ilegales.

-¿Ha afectado de alguna manera esta sentencia al desarrollo de las actividades de la Asociación?

L.M.C: Nosotros nunca contamos con la ayuda de ningún órgano de poder. Nuestra batalla siempre ha sido en solitario, teniendo que esquivar las numerosas zancadillas que nos han tendido, pero sabemos que nos asiste la razón y no pararemos hasta lograr nuestras reivindicaciones.

Hace 10 años éramos docenas, hoy somos cientos y mañana seremos miles.

-¿Qué medidas se están incorporando al desarrollo de la investigación con la evolución del proyecto? ¿Cuándo se dará por terminado el trabajo?

L.M.C: Aunque aún está sin determinar es probable que se pueda dar por finalizado a finales del presente año. Eso sí, siempre dejaremos una puerta abierta para la incorporación de nuevos datos que nos puedan ir llegando.

¿Planes de futuro? Hay mucho trabajo por hacer: localización de fosas, de niños dados en adopción ilegal, construcción de monolitos en lugares emblemáticos, incorporación de la MH a la enseñanza y sobre todo realizar numerosos actos culturales que den a conocer el sacrificio de los nuestros. Eso siempre sin perder el carácter reivindicativo del que sacamos la fuerza necesaria para seguir adelante.

Anuncios

3 Respuestas a “Luis Miguel Cuervo: “No se puede querer asentar una democracia sobre cientos de fosas comunes”

  1. Estudias Comunicación Audiovisual no? que morro!! era lo que yo queria estudiar, pero no pude. Muy interesante la entrevista, además que el tema de la Guerra Civil en Asturias siempre me atrajo mucho.

    En cuanto respuesta a tu comentario en mi blog: Mammuth no la cogimos, la critica no me acababa de convencer, pero estoy empezando a pensar que me equivoqué! Animal Kingdom es genial, al principio se me hizo un poco larga pero luego consigue engancharte, en cuanto tengas oportunidad bájatela, aunque no se porqué me da que acabará en cartelera.
    La otra… puff, aunque la prefiero a la que vi ayer… ahora me voy a poner con la critica, que horror de película jaja

  2. sii??? el mio también! me paso allí la noche entera prácticamente! y el Savoy me encanta, sobre todo para los conciertos, aunque para salir no voy mucho 🙂

    actualiza esto mujer!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s