Las ciudades

Tengo la suerte de tener una hermana siempre dispuesta a participar en toda ocurrencia audiovisual. Así, nos fuimos a retratar una ciudad que podría ser cualquier otra, y entre las dos, fuimos tejiendo un pequeño guión literario (el técnico fue ligado a la improvisación). No fue complicado, pues las ciudades siempre sugieren historias por sí mismas. Un teléfono, una canción de Yann Tiersen y ‘Las ciudades invisibles’ en la cabeza, y ya teníamos el punto de partida para comenzar este experimento audiovisual.

Mis sueños los compone o la mente o el azar… pero ni la una, ni el otro, bastan para mantener en pie sus muros. Ocurre con las ciudades lo que en los sueños: todo lo imaginable puede ser soñado, pero hasta el sueño más inesperado, es un acertijo que esconde un deseo, o más bien su inversa: un temor. Las ciudades como los sueños, están construidas de sueños y temores, aunque el hilo de su discurrir sea secreto, sus normas absurdas, sus perspectivas engañosas y cada cosa esconda otra”. Italo Calvino, ‘Las ciudades invisibles’

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s